Renault lanza el nuevo Captur, su buque insignia “made in Castilla y León” que da empleo directo a casi 7.000 personas

El nuevo Captur presentado hoy al mercado nacional en Madrid es un “coche cien por cien Castilla y León”, con motores fabricados en Valladolid y con el 60 por ciento de las piezas fabricadas en España, según afirmó el director de Comunicación de Renault Iberia, Jesús Presa. A su juicio, es “fundamental” para la compañía en España y para la economía de Castilla y León que el Captur II sea un éxito de ventas como lo fue su predecesor, un modelo líder de su segmento que vendió 1,5 millones de unidades desde 2013 hasta 2020.

Para hacerse una idea de la importancia de este vehículo para la industria de Castilla y León, Presa desgranó las cifras de empleo relacionadas con el Captur. Casi 7.000 personas trabajan directamente en la fabricación de este modelo, de las que 4.500 están en la planta de carrocería y montaje y más de 2.000 en motores. “Si tenemos en cuenta que por cada empleo directo se generan tres, cuatro y hasta cinco indirectos, estaríamos hablando de entre 20.000 y 25.000 puestos de trabajo ligados a la fabricación del Captur y sus motores”, afirmó al respecto.

El nuevo Captur aspira a liderar el segmento de los SUV urbanos como lo hizo su predecesor. Eso implicaría al menos igualar las 20.000 unidades vendidas al año en el mercado nacional, 200.000 en los 70 países donde se comercializa este vehículo. Y es que hoy por hoy Renault exporta el 92 por ciento de los Captur que fabrica en Valladolid, y de ellos 8 de cada 10 se venden en Europa. España ocupa el quinto puesto en cuanto a número de vehículos de este modelo vendidos, por detrás de Francia, Alemania, Italia y Reino Unido.

El nuevo Captur se ha renovado tanto por fuera como por dentro. Tras ser líder de ventas en España en su segmento entre 2013 y 2019 – con más de 110.000 unidades comercializadas en nuestro país y superando al segundo clasificado en más de 7.000 coches- han surgido una veintena de competidores por lo que “había que hacer algo”, reconoció el responsable de Producto de Renault España, Carlos Izquierdo.

La apuesta de la multinacional francesa, explicó Izquierdo, ha sido la de reforzar el ADN que le llevó al éxito. De hecho, el diseño esa es la primera razón de compra del vehículo, con un 44 por ciento, por encima del precio (22 por ciento) o de la habitabilidad (20 por ciento).

Es por ello que el nuevo modelo, que ya se comercializa a partir de 16.000 euros, presenta unas líneas de SUV atlético y dinámico aún más modernas y gana en tamaño con 11 centímetros más de largo y casi dos de ancho y de alto. Sigue siendo tan modulable como siempre, afirma Izquierdo, pero es ahora más habitable gracias a una revolución interior que lo propulsa a otra dimensión, tanto tecnológica como cualitativamente. “Sus prestaciones son dignas de un modelo del segmento superior y, de nuevo, presenta lo último en materia de seguridad, que le ha permitido obtener las 5 estrellas de EuroNcap con los nuevos criterios, más exigentes que nunca hasta la fecha”, remata.

Las posibilidades de personalización exterior e interior del coche continúa siendo otra de sus señas de identidad. El 80 por ciento de las ventas hasta la fecha han sido de modelos bitono. Ahora, el Captur II amplía las combinaciones posibles. Para el habitáculo se ofrecen cuatro packs de color además de la posibilidad de elegir entre ocho colores de las luces de ambiente.

Híbrido enchufable

Renault va a comercializar el Captur con cuatro tipos de motores diferentes: gasolina, diesel, gas licuado GLP e híbrido enchufable. Los de gasolina y diesel ya están a la venta, con una oferta más amplia y renovada que va de 100 a 155 cv en gasolina y de 95 a 115 cv en diesel. Estos motores van asociados a una caja de velocidades manual de 5 o 6 relaciones o a una caja automática de doble embrague de 7 relaciones

En marzo de 2020 se lanzará la versión de gas licuado GLP y antes del verano llegará el híbrido enchufable, bautizado como el E-TECH Plug-In. Se trata de una primicia en el Grupo Renault, y también de una oferta única en su mercado con la que Reanult aspira a “democratizar” la tecnología híbrida recargable. Estará equipado con un motor de gasolina 1,6 litros de nueva generación, que se ha replanteado específicamente para la ocasión, y de dos motores eléctricos. También contará con una novedosa caja de velocidades multimodo, fruto de la experiencia de la escudería Renault F1 Team, y de una batería de 9,8 kWh.

Según indican desde la compañía, tendrá una polivalencia “nunca vista”, de tal manera que podrá “funcionar sin consumir carburante en los trayectos diarios y llevar al usuario de fin de semana o de vacaciones en los trayectos largos sin problemas de autonomía”.

Deja un comentario