Los coches del futuro ayudarán a aliviar el estrés y el cansancio

¿Sería posible viajar en el coche a diario con un entrenador que se encargue a cualquier hora del día de mantenernos relajados, sanos y en forma? Es algo que no parece muy viable. Pero en cierto modo, la tecnología puede sustituir la tarea de un profesional. En esa línea está trabajando Mercedes-Benz, que pretende llevar la conducción a un nuevo nivel.

Desde la compañía alemana están desarrollando un sistema denominado Active Comfort, que sería un conjunto de dispositivos para mantener a los conductores relajados, productivos y cuidar de su salud y su cuerpo. Los investigadores consideran que un conductor relajado es menos propenso a sufrir accidentes.

Por ello, uno de los objetivos fundamentales de Mercedes-Benz es conseguir convertir nuestro vehículo en un oasis de tranquilidad mediante un buen aislamiento acústico, un ambiente saludable sin malos olores gracias a un climatizador ionizante y perfumado. Pero sus esfuerzos van más allá y mediante el sistema de detección de fatiga, ya integrado en algunos de sus modelos, el control de mandos podría adaptarse para ofrecer a los conductores una siesta asistida una vez detenido el vehículo.

Los expertos aseguran que 20 minutos de siesta nos ayudan a liberar el estrés y el cansancio y ser más productivos. El equipo de sonido y distintos sensores se encargarían de detectar el momento en que el conductor entra en sueño para despertarlo en el momento idóneo con música relajante y elevar de forma automática el respaldo del asiento para continuar con el viaje. Además, el Mercedes-Benz del futuro detectará el cansancio o el estrés a través del ritmo cardiaco y recomendará un masaje a través de los asientos.

Deja un comentario