La venta de coches usados crecen un 2% en el primer cuatrimestre en Castilla y León

Las transferencias de turismos y todoterrenos usados crecieron un dos por ciento en Castilla y León en el primer cuatrimestre en comparación con el mismo periodo de 2017, hasta situarse en las 31.478 unidades, según datos de la consultora MSI para la patronal de los concesionarios Faconauto. En España, la evolución fue casi cuatro veces mayor que en la Comunidad, con un 7,5 por ciento más, hasta totalizar 645.721 coches. Con este dato, la previsión para el cierre de año se mantiene en algo más de dos millones de ventas, lo que representaría un crecimiento del cinco por cieno nacional.

En el mes de abril, las ventas se elevaron un 11,1 por ciento en Castilla y León, hasta situarse en las 7.724 unidades, mientras que en el conjunto de las autonomías fue del 16,7 por ciento (161.232).

La tendencia alcista del mercado se debe al “buen momento” que atraviesan las transferencias de modelos de hasta cinco años. Así, mientras los de 0 a 3 crecen un 24,1 por ciento, los de tres a cinco lo hacen un 29,4. Los usados de esta última franja de edad suponen ya cerca del 25 por ciento de todas las transferencias y se ven favorecidos por la llegada al mercado de unidades automatriculadas por parte de los concesionarios, según explicó Faconauto en un comunicado recogido por Ical.

De hecho, la consultora MSI calcula que en abril algo más de 10.000 transferencias de usados procedieron de matriculaciones tácticas, lo que supuso un fuerte crecimiento del 38 por ciento para ese canal de origen.

Por su parte, los vehículos de ocasión que van de seis a diez años descendieron sus ventas un 6,7 por ciento. Sin embargo, los de más de diez crecieron el mes pasado un 20 por ciento, para acaparar el 61 por ciento de todas las transferencias.

Los concesionarios volvieron a ser protagonistas de este mercado, al incrementarse sus ventas un 36,2 por ciento en España, muy por encima de otros canales de comercialización, como el de los compraventa, que lo hizo un 16,1 por ciento, o el de empresas, un 12,6.

El director de Comunicación de Faconauto, Raúl Morales, señaló que se trata de una “transformación” del sector en España, “coincidiendo con la creciente importancia de los concesionarios, responsables de la comercialización de los modelos de hasta cinco años, lo que está permitiendo mejorar la calidad del mercado de ocasión”.

Aun así, prosiguió, “hasta que no salgan rápidamente del circuito los coches de más de diez años no se podrá hablar un mercado saneado y España no se equiparará con los principales países europeos, donde la ratio de ventas de vehículo usados frente a nuevos dobla a la de España”. “Esto solo ocurrirá si las matriculaciones de nuevos crecen a mayor ritmo”, dijo Morales.

Entre las comunidades autónomas que más crecieron en los cuatro primeros meses se encuentran Castilla-La Mancha, con un 19,6 por ciento más; Madrid, con un 15,1; y Cataluña, con un 12 por ciento, las únicas que marcan dos dígitos. Por el contrario, solo descienden en este periodo las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, con un 10,9 y 6,3 por ciento, respectivamente.

En lo que se refiere únicamente al mes de abril, Castilla-La Mancha repite a la cabeza (37,8 por ciento), seguida de la Comunidad Valenciana (23) y La Rioja (22,5 por ciento). Solo Ceuta presenta un descenso en relación al cuarto mes de 2017, de un 11,1 por ciento.

Deja un comentario