La automoción urge al Gobierno una mayor coordinación y claridad

ICAL. La Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Valladolid ha reunido a una decena de empresas del sector de la automoción y su distribución para recoger recoger sus peticiones en cuanto a las medidas básicas para la reactivación y recuperación de su actividad en el marco de la crisis del Covid-19. En el encuentro, tanto plantas de producción como concesionarios y talleres han transmitido al presidente de la institución cameral la necesidad de recuperar los niveles de demanda, producción y empleo de esta industria.Para ello, el sector urge al Gobierno de una mayor coordinación, claridad y precisión en las indicaciones que las empresas del sector deben asumir en las diferentes fases de la desescalada, con especial atención en lo relativo a las medidas obligatorias a implementar en toda la cadena de suministro del sector, la cual engloba fábricas, industria auxiliar, talleres y concesionarios.

En este sentido, desde el sector demandan mayor margen de planificación e implantación de las medidas, propiciando un escenario de información centralizado y con plazos de tiempo que garanticen la adaptación a los nuevos marcos normativos. Asimismo, la industria automotriz se muestra especialmente “alarmada” por las consecuencias sobre el empleo provocadas por la crisis, y reclaman una flexibilización en el ámbito laboral que permita la reactivación paulatina de los recursos humanos en función de las necesidades propias de cada empresa del sector, acompañado de una revisión de las políticas fiscales ante el extraordinario esfuerzo económico que deben hacer frente para afrontar los diferentes escenarios existentes.

En cuanto a la reanimación del consumo, las empresas solicitan medidas de seguridad únicas y estandarizas para implementar en los concesionarios de manera urgente, capaces de generar el máximo de confianza en los consumidores, así como facilitar información a potenciales clientes acerca de las ayudas existentes para la adquisición de vehículos particulares o de uso profesional.

En un comunicado recogido por Ical, recuerdan que la confianza en la industria de la automoción debe seguir siendo clave por parte de inversores, Gobierno y sociedad en su conjunto, en tanto que se trata de una industria generadora de empleo y riqueza para el país, con una aportación al PIB nacional del 10 por ciento y al empleo en un 9 por ciento.

En la reunión telemática participaron representantes de Lingotes Especiales, Michelin España, Vulcanizados Álvarez, Valladolid Wagen, Industrias Maxi, Talleres Miguel de la Calle, Snop Estampación, Agencia y Transportes Callejo y la Federación de Automovilismo de Castilla y León (FACYL). Tras el encuentro, la Cámara de Comercio de Valladolid elaboró un informe con la recopilación de todas las propuestas y necesidades que se compartirá con el Gobierno a través de la Cámara de Comercio de España.

Deja un comentario