El “boom” de los patinetes eléctricos en España

Los patinetes eléctricos han conquistado las calzadas y aceras de las ciudades en muy poco tiempo. Son relativamente baratos, cómodos y buenos para el medio ambiente, el cóctel perfecto para que se hayan convertido en la opción preferida por muchos, especialmente los jóvenes, para moverse por las calles de las urbes.

Según los datos del comparador idealo.es, la demanda de patinetes eléctricos ha aumentado un 1021% desde enero de 2019 hasta enero de este año. A pesar de la subida de la demanda, el precio medio de los patinetes únicamente ha bajado en un 0,53% en el último año, según revelan los datos del comparador, manteniéndose alrededor de los 308 euros de media, aproximadamente.

La explosión de este nuevo vehículo no ha dado tiempo a que las ciudades digieran el cambio y se adapten como corresponde. De hecho, ya han sido noticia varios accidentes que ponían de manifiesto la necesidad de una regulación para que quedasen claras las normas a seguir por los conductores de estos patinetes, que técnicamente se conocen como Vehículos de Movilidad Personal. Por ello, la Dirección General de Tráfico hizo público el pasado mes de enero una normativa regulatoria transitoria en la que establece una serie de reglas dirigidas tanto a los usuarios de estos vehículos, a los ayuntamientos y a los agentes de la autoridad.

¿Cómo deben usarse los patinetes eléctricos?

La normativa de la DGT establece que los VMP son vehículos de una o más ruedas propulsados tan solo por motores eléctricos que puedan dotar al vehículo de una velocidad máxima por diseño comprendida entre los 6 y los 25 km/h, velocidad que nunca se podrá superar.

Además, cualquier usuario de un patinete eléctrico tendrá la obligación de someterse a las pruebas de alcohol y drogas, y estará sancionado el uso del teléfono móvil o conducir con cascos o aparatos auriculares.

En cuanto a la invasión de las aceras por parte de estos vehículos, la normativa deja bien claro que tienen prohibida la circulación por aceras y zonas peatonales. Y será sancionado su uso por la noche sin alumbrado ni prendas o elementos reflectantes.

 

 

 

Deja un comentario