¿Tienes listo tu coche para el invierno? échale un vistazo a estos consejos

De la misma manera que con cada cambio de estación nosotros nos preparamos para afrontarla de la mejor manera posible, nuestro vehículo también necesita de su “cambio de armario” particular. El invierno sin duda es la época en la que la conducción se hace más difícil y en la que nuestro coche necesita estar completamente a punto para evitar disgustos. Si bien siempre es deseable tener los vehículos perfectamente preparados y en condiciones os dejamos algunos consejos para plantarle cara al duro invierno.

Luces

Las horas de buena luminosidad durante los meses de invierno son escasas. Madrugamos y es de noche, volvemos a casa después del trabajo y también es de noche. La mayoría de los desplazamientos se realizan durante momentos en los que es indispensable tener las luces encendidas. Asegúrate que tus faros alumbran perfectamente. Recuerda que no sólo son para ver, si no para que nos vean. Es por nuestra seguridad y por la de los demás usuarios del asfalto. Revísalas antes de que sea demasiado tarde y acostúmbrate a llevar repuestos encima por si alguna se funde.

Rasqueta

Si tu coche duerme en la calle no está de más que tengas una rasqueta para retirar el hielo dichoso que se acumula durante la noche. Límpialo bien y no tengas prisa. Que quede todo bien retirado. Mejor llegar tarde al trabajo que comerte un bordillo porque no ves correctamente.

Depósito lleno

Vayas de viaje o circules por la ciudad en invierno tendrás la calefacción encendida y el coche arrancado. Parece obvio, pero si te quedas tirado por cualquier otra avería o si te pilla un atasco conviene que haya carburante de sobra en el depósito para al menos, no quedarte tieso. De la misma manera también es conveniente llevar un pequeño botiquín en el que no falte una manta térmica de emergencia. Son muy baratas y efectivas. No te la juegues.

Frenos

Con la lluvia, la nieve y el hielo la distancia de frenado crece exponencialmente. Tener los frenos a punto puede ser vital. No te olvides de revisar las pastillas y discos y por supuesto el líquido de frenos.

Neumáticos

Lo que nos mantiene agarrados al firme. Para aguantar las inclemencias del tiempo en invierno deberíamos tenerlos perfectamente preparados. Si están en mal estado aumentamos la probabilidad de hacer aquaplaning. Por otra parte si vives en zonas de montaña donde la nieve te acompañará durante un par de meses no estaría de más que te planteases colocar un juego de neumáticos de invierno. Perfectos para ofrecer un buen agarre sobre agua, hielo y nieve.

Cadenas

Al hilo del consejo anterior. Hay zonas especialmente dadas a fuertes nevadas. Si viajas mucho y sabes que la nieve te puede pillar no deberías dejar de llevar un set de cadenas en tu maletero. Importante: dedícale un día para aprender a colocarlas. No es aconsejable que la primera vez que las vayas a poner te pille sin tener ni idea bajo la nieve y con las manos heladas.

Anticongelante y batería

Importantísimo revisar el nivel del líquido anticongelante de tu coche. A bajas temperaturas el agua del radiador podría congelarse impidiendo el arranque. De la misma forma, cuando descienden las temperaturas las baterías pueden llegar a descargarse. Échale un vistazo y por si acaso mete unas pinzas en tu maletero. Al igual que las cadenas es recomendable que las sepas usar.

Limpiaparabrisas

En verano si hace demasiado calor suelen deteriorarse y cuando llegan las primeras lluvias o nevadas nos echamos las manos a la cabeza si no limpian bien. Si hacen ruido al funcionar o no retiran bien el agua de la luna hay que cambiarlos. La visibilidad es indispensable.

Precaución

Esto siempre. Conduce con cautela (tanto en invierno como en verano) y préstale toda tu atención a lo que estás haciendo. No te despistes. Planea con tiempo tus desplazamientos y mira las previsiones del tiempo para saber qué te puedes encontrar. Pero sobre todo conduce con cabeza. Tan importante es tener nuestro coche a punto como nuestros cerebros preparados para pilotar.

Buen invierno y buen viaje.

 

Deja un comentario