Coches de película, nuestro “top five”

En el mundo del cine hemos ido viendo infinidad de actores, actrices y escenas que se nos han grabado en la mente. Pero también recordamos algo que en muchas películas se ha llegado a convertir en un auténtico cliché. Un extra de lujo sin el que algunas de esas cintas no serían lo mismo. Se trata de los coches de película. Aquí os presentamos nuestro top five de los mejores cuatro ruedas del cine.

5. El Ecto 1 de los Cazafantasmas

Se trata de un Cadillac Miller-Meteor de 1959. El Cadillac destinado a ambulancia es reconvertido en “Ecto-1” por los Cazafantasmas para ser utilizado en su labor de combatir los espectros que invaden la ciudad de Nueva York. La primera entrega de la película, en 1984, gozó de un gran éxito gracias a un argumento original y a la presencia de estrellas como Bill Murray, Dan Aykroyd y Sigourney Weaver. Como curiosidad, el Ecto-1 fue pintado de negro inicialmente para el largometraje pero después fue repintado en blanco para poder verlo mejor en las escenas nocturnas.

4. PLYMOUTH FURY de 1958

El film de terror dirigido por John Carpenter en 1983 está basado en la novela de Stephen King y narra la historia de “Christine”, un Plymouth Fury rojo que aloja en su interior al mismísimo diablo y que obsesiona a su desafortunado propietario. Como curiosidad, en la novela se describe a “Christine” como un coche de cuatro puertas pero en el largometraje no se mantuvo esta característica por la sencilla razón de que el Fury sólo se fabricaba con dos.

3. Ford Gran Torino Sport 1972

Fue el vehículo que le dio titulo a la película dirigida y protagonizada por el gran Clint Eastwood, en la que interpreta a un veterano de la guerra de Corea (1950-1953), un obrero jubilado del sector del automóvil que ha enviudado recientemente. Su máxima pasión es cuidar de su más preciado tesoro: un Ford Gran Torino de 1972; uno de los coches de película cuya historia ha llegado hasta nuestros días.

2. ASTON MARTIN DB5 de 1963

El Aston Martin DB5 será siempre asociado a la figura de James Bond, el agente secreto británico más famoso del mundo. La aparición de este coche, siempre repleto de gadgets ocultos, se ha dado en numerosas películas en las que 007 ha sido encarnado por Sean Connery, Pierce Brosnan y Daniel Craig.

Como curiosidad, el DB5 no fue la primera opción elegida para motorizar al agente británico en la primera película de la saga (Goldfinger, 1964) sino un Jaguar E-Type. Sin embargo, Jaguar no quiso participar en la película y Aston Martin aprovechó la oportunidad.

1. DELOREAN DMC-12 de 1981

Sin duda el uno de los coches más representativos de la historia del cine. El icónico DeLorean de la película “Regreso al Futuro” y sus dos secuelas. Es imposible no asociar la marca DeLorean a esta saga cinematográfica y viceversa. El invento de Doc (Christopher Lloyd) convertía a un DeLorean en una máquina del tiempo y junto a Marty McFly (Michael J. Fox) vivían emocionantes aventuras.


Deja un comentario